En el corazón de Santiago de Cali, donde los latidos del arte retumban en cada rincón, se posó la Pájara Pinta, dejando su verde limón a un lado para formar parte de este mágico espacio cargado de rostros sonrientes y amables, de gente creativa que se mantiene en un constante movimiento.

Este espacio es concebido con ganas de ser la casa lejos de casa de todo el que se encuentra en la distancia; cada ladrillo puesto, cada cuadro que adorna es intencional, tiene el objetivo de brindar la mayor comodidad y confort, para abrir las puertas al pedacito de historia que queremos crear.

Hostal Pájara Pinta no es sólo un lugar más para pasar la noche, es ese sitio del que al entrar empezaras a sentirte parte, parte de algo especial, de un sueño que se logró a capa y espada, luchando contra el tiempo y ciertas adversidades, del lugar al que siempre querrás volver. La integración es la palabra clave en nuestra filosofía, sin importar idioma, clase o condición, las alas de Pájara Pinta están siempre abiertas. Para el lector, el artista, el conocedor, el que quiere conocer,  para el que baila, el que canta, y el que quiere pertenecer, para todos hay un rinconcito de su mundo aquí. No solo somos paredes y piso, se puede sentir vida al entrar, porque en el corazón de Cali… VIVE la Pájara Pinta.